viernes, 13 de noviembre de 2009

A mi diagonal (con un corazón y una flecha hacia allí dirigida -en mi hoja)


Ayyyyyy, ¡impedís que me concentre!
Mirada, gesto, pensamiento, mirada, gesto, pensamiento...
(¡algo así como una frase periódica!)

Y lo peor -o lo mejor- es que vale la pena.

No hay comentarios: