martes, 29 de diciembre de 2009

Dreaming about the day

I'm in the room
It's a typical Tuesday night
I'm listening to the kind of
music she doesn't like
She'll never know your story
Like I do

Tu historia, nuestra historia. Aunque tan solo la imagine, aunque tan solo la piense. Ella no lo hace tan bien ni tanto como yo. Ella, a quien no conozco, no tiene ni la más mínima idea de cuánto lo anhelo. Vos no tenés ni la más mínima idea. ¿La tendré yo? No obstante, esa historia -acorde o no a mis pensamientos y/o deseos- existe. No la veo más que con el corazón. Sin embargo, la voy a seguir conservando hasta que deje su cómodo lugar en mi mente y se transporte a la realidad (bueno, puede que pese a ello siga en mi cabeza, no podría afirmar lo contrario). ¿Alguna objeción? El primero en tentar con la imposibilidad de mi creencia que levante la mano. ¿Me importa acaso? No, porque lo único que realmente atrapa mi interés es tu llegada, es mi llegada a vos, es nuestro momento.. ese que esta posponiéndose hace tiempo.. ese que a veces me provoca lágrimas, ese que a veces destaca mi ira, ese que a veces, en un día como hoy, espero con toda el alma.

No hay comentarios: