domingo, 25 de octubre de 2009

run out of questions

No tengo ganas de nada, salvo de tener sueño y esconderme en la cama. Pero ni siquiera tengo eso. Estoy en duda: ¿hago algo para cambiar este ánimo de porquería o me dejo sumergir por el (un poco de autocompasión -por horrible que suene- no siempre viene mal. ¿O sí?)?

Preguntar ¿Por qué a mí? podría sonar a vícitma y -¿quién sabe?- hasta podría serlo. No sé ya que preguntar.

No hay comentarios: