miércoles, 7 de octubre de 2009

querer algo que me quiera y yo quiera porque quiero querer

No sé si me querés, no sé si te quiero (aunque supongo y suponen que sí) pero sí sé algo que quiero y eso es querer. Con su inmensidad, con todo lo que conlleva. Querer algo para mí porque lo merezco: porque me siento libre otra vez (y vaya uno a saber el por qué). Y hoy la repetición no me molesta, es más, me gusta. Y me molestaría que luego me molestase. Y ante todas estas probabilidades sonrío. Creo que la vida me prepara mucho más de lo que espero que me prepare. Y seguiré así, siendo consciente, viviendo a consciencia pero sobre todo: siendo y viviendo. El día me predispone, la vida me predispone y yo no pienso hacer menos que validar esa predisposición.

No hay comentarios: