jueves, 20 de noviembre de 2008

Los ojos, espejos del alma.

¨Los ojos son el espejo del alma¨ ¿Qué quiere decir realmente? Supongo que para cada uno de nosotros significa algo distinto, gracias a Dios cada persona y su expresión es diferente.
Si bien todavía no finaliza el año, falta muy poco de que sea así. Honestamente, me alegro. Hay años que son más díficiles y éste fue uno de ellos. Me pone contenta darme cuenta - a esta altura - de que he aprendido. Haber pasado momentos complicados me permite saber que el nuevo año lo empezaré con más fuerza, más conocimiento y más Fé. Este razonamiento no sería posible si yo no hubiese permitido que esas complicaciones fuesen mis maestras; hay que dejarse enseñar..
Hay algo que yo ya sabía pero que volví a comprender. Todo depende de los ojos con los que se mire. Es una realidad tan simple y tan compleja como la vida en sí. Cuando uno comprende que esta herramienta es funamental para la felicidad, las nubes comienzan a alejarse para dar paso a la luz del sol. Nadie dice que es fácil, pero es útil.
Está en cada persona la decisión de cambiar su punto de vista. Y es por eso que esta situación resulta tan complicada. Es importante considerar que no se trata solo de mirar con otros ojos, en vez de eso hay que comenzar a ver..
Si bien es un tema muy amplio, busco llegar a una conclusión en particular.
Volviendo al comienzo del texto.. cada persona puede darle un significado diferente a la frase que encabeza ésta reflexión. Para mí, que los ojos sean el espejo del alma, significa que la felicidad se encuentra en el modo de ver las cosas, lo cual solo puede alcanzarse si el alma de cada uno realmente lo desea.

Nuevamente doy gracias a Dios, quien me escucha y ayuda en cada momento.

1 comentario:

Aurora Villanueva dijo...

Hola, Sophie,
A decir verdad, es muy cierto lo que expresas. Los momentos más duros de la vida son un arma de doble filo, ya que pueden ser tanto los mejores maestros como las anclas de nuestro existir. Me alegra que hayas salido adelante este año que termina, y no solo eso, ya que has salido adelante desde que tu vida inició. Eso es lo que hace fuerte a una persona; darnos cuenta de lo mucho que hemos avanzado. De vez en cuando es importante retirar un poco nuestros ojos de la meta y mirar hacia abajo: No lo que nos falta por lograr, sino lo mucho que hemos llegado, y lo lejos que ahora nos encontramos del principio, y valorarlo como es. Si, los ojos son los espejos del alma, y lo más hermoso de nuestras almas es que no solo hay que verlas: Debemos comprenderlas de verdad. Un beso grande!