lunes, 29 de marzo de 2010

Dos acotaciones

1. Siempre hay tiempo para lo inesperado.
2. Estaba en una huelga con el blog por la bronca que me da tener lectores invisibles (o inexistentes, como usted prefiera). Sin embargo, recalco el punto 1.

No hay comentarios: